Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

El contexto nos lleva a reforzar el control de gastos

La difícil situación económica y la declarada Emergencia Sanitaria nos fuerzan a tomar medidas en ese sentido.

22 de noviembre de 2019, 08:38.

El contexto nos lleva a reforzar el control de gastos

Ampliar imagen


La complicada situación macroeconómica del país y la necesidad de cumplir con los objetivos del Plan Estratégico, nos lleva a tomar medidas que tiendan a otorgar mayor control en los gastos pero también, que sirvan para garantizar la calidad de las prestaciones a los afiliados.

Estas medidas, que entrarán en vigencia el 1 de diciembre, van desde el planteo de listas de espera para intervenciones quirúrgicas a incrementos del coseguro y de las cuotas de afiliados. Es por esto que todos los involucrados -afiliados, empleados, prestadores y, sobre todo los sectores que intervienen en los procesos de salud y enfermedad- deben conocer la realidad, para luego entender cómo estamos gestionando.

Según un informe de la OMS, el gasto en salud crece más rápido que el resto de los sectores de la economía mundial, ocupando cada año una porción mayor del PBI. El problema genera dificultades para generar proyectos (incluso en el corto plazo) con condiciones económicas y financieras cada vez más inseguras.

En agosto pasado las Obras Sociales Universitarias (OSU) asociadas a COSUN (Consejo de Obras Sociales de Universidades Nacionales) -entre las que se encuentra DAMSU-, declararon la emergencia sanitaria.

En 2018 los aumentos salariales paritarios promediaron 26% y en 2019, menos del 20%, significativamente menores a las subas de los costos prestacionales, directa o indirectamente dolarizados. Las OSU perdieron ingresos millonarios al tener que pagar sumas no remunerativas y no bonificables.

Los incrementos en el sistema de salud superaron el 50% en 2018 y en el primer semestre de 2019 acumularon el 22,4%, mientras que el dólar aumentó 110,3% en 2018 y 60,6% en lo que va de este año.

En ese contexto, la Superintendencia de Servicios de Salud autorizó a las empresas de medicina prepaga subas de 40,8% en 2018 y 26,3% hasta setiembre de 2019. Aunque el acumulado desde febrero hasta ahora representa 60,6%. Además, el mismo ente nacional otorgó a las obras sociales sindicales un aporte millonario. Ninguna de esas acciones alcanzó a las OSU.

Como consecuencia, y para sostener las prestaciones, muchas OSU reestructuraron sus prestaciones básicas; otras pidieron asistencia financiera adicional a sus universidades. Otras, ni siquiera tienen esta última posibilidad.

Hoy, nuestro Plan Estratégico nos lleva a implementar medidas centradas en controlar los gastos para resguardar la sustentabilidad económica y financiera.

Algunas de esas medidas son:

  • Plantear listas de espera para intervenciones programadas de traumatología, oftalmología, cirugía bariátrica, vascular periférica y fertilizaciones asistidas, entre otras.
  • Incrementar el coseguro en las prestaciones propias, en dos instancias: de $80 a $120 y de $120 a $150.
  • Eficientizar la gestión de medicamentos a través del control exhaustivo en la dispensa, la gestión estratégica de compras y stock de medicamentos, y el control de auditoría.
  • Incrementar progresivamente durante el año 2020 las cuotas de afiliados adherentes. (En lo que va del 2019 se ha realizado un aumento escalonado acumulado del 38% dequedando aún por debajo del incremento de las prepagas).
  • Proveer prótesis nacionales según el Plan Médico Obligatorio (PMO).
  • Ordenar e incorporar topes para los Planes Especiales (PMO).

Además, es necesario aumentar la alícuota del Fondo de Discapacidad del 0,35% al 0,60% y unificar al 2% el aporte al Fondo Compensatorio Solidario sobre el total del haber de los afiliados titulares. Y hacerlo obligatorio para lograr equidad en el uso de las prestaciones, eliminando la distorsión regresiva que existe en algunos casos.

Asimismo, a través del seguimiento estricto de las condiciones de los convenios con nuestros prestadores logramos acuerdos y acompañamientos para que las prestaciones continúen siendo de excelencia.

Nuestra misión es brindar a los afiliados calidad en los servicios de salud, con eficiencia y eficacia. En las instancias de enfermedad, los más vulnerables no pueden verse afectados por el contexto. Por eso apelamos al compromiso de todos para cuidar nuestra Obra Social con solidaridad y equidad, para que podamos contar con una cobertura de salud que nos dé seguridad y de la cual nos sintamos orgullosos.