¿Cómo usar correctamente los inhaladores?

El inhalador es un dispositivo utilizado para suministrar un medicamento en forma de aerosol (polvo o líquido). El éxito del tratamiento con inhaladores está directamente relacionado con el correcto uso de los mismos. Por esta razón, es necesario conocer el funcionamiento de cada uno de ellos.

12 de junio de 2018, 12:30. Por: Adrián Flores Lic. en Enfermería. Fuente: Revista DAMSU.

¿Cómo usar correctamente los inhaladores?

Ampliar imagen


Aerosol presurizado + aerocámara: una aerocámara es un equipo de extensión que contiene una o más válvulas unidireccionales para contener el aerosol hasta que ocurra la inhalación. Para su cerrecto uso, hay que seguir estos pasos: 1 - Agitar el aerosol y luego insertarlo dentro de la base posterior de la aerocámara. 2 - Colocar la boquilla dentro de la boca o la mascarilla sobre la boca y la nariz, y presionar el aerosol. 3 - Inspirar y exhalar lentamente por la boca si se trata de una aerocámara bucal o por la boca y la nariz si se trata de una aerocámara con mascarilla, contando hasta diez de forma lenta.

Aerosol presurizado: 1 - Agitar el aerosol 3 o 4 veces para homogeneizar la suspensión. 2 - Realizar una espiración completa para luego permitir una inspiración de volumen similar. 3 - Colocar el cartucho entre el índice y el pulgar, de manera vertical y boca abajo. 4 - Ocluir la boca sobre el dispositivo. 5 - Pulsar el cartucho después de 5 segundos de iniciada la maniobra inspiratoria y contener la respiración 10 segundos. 6 - Si hay que repetir una nueva dosis, esperar 30 segundos. 7 - Tapar el dispositivo.

Aerosol de polvo seco: existen diversos tipos de aerosoles de polvo seco, pero en líneas generales el procedimiento de uso es el siguiente: 1 - Quitar la tapa de la pieza bucal y abrir el dispensador. 2 - Cargar la cápsula. 3 - Vaciar los pulmones evitando exhalar dentro de la pieza bucal. 4 - Colocar la pieza bucal en la boca, cerrando los labios alrededor y evitando que la lengua la obstruya. 5 - Inhalar desde el principio con el máximo esfuerzo inspiratorio, tan profundo y fuerte como pueda, y durante el máximo tiempo posible. 6 - Parar la inhalación solo después de llenar los pulmones completamente. 7 - Retirar el dispositivo de la boca sin exhalar dentro de él. 8 - Cuando se complete la inhalación, aguantar la respiración al menos de 8 a 10 segundos o tanto como sea posible. 9 - Cerrar el dispositivo.

DAMSU pone a disposición su equipo profesional de Enfermería para la educación de cada paciente en el uso correcto de los inhaladores.

Fuente: Revista DAMSU



www.damsu.uncuyo.edu.ar Universidad Nacional de Cuyo. Desarrollado por CICUNC | Login