Hacia un buen clima laboral

09 de octubre de 2017, 11:33.

Hacia un buen clima laboral

Ampliar imagen


El 10 de octubre, con motivo de celebrarse el “Día Mundial de la Salud Mental”, organismos internacionales invitan a generar espacios educativos desde una perspectiva del empleo como un proyecto de vida, atesorando los beneficios del desarrollo de un buen clima laboral, como el medio ambiente humano y físico en el que se desarrolla el trabajo cotidiano.

Las percepciones que tienen los empleados de su lugar de trabajo, la toma de decisiones, las relaciones interpersonales entre jefes y compañeros o entre pares, la comunicación informal, las emociones y las conductas, hacen al clima laboral. Y la diferencia entre un buen o un mal clima laboral radica en: 

Buen clima laboral

  • Satisfacción
  • Productividad/Rendimiento
  • Alto grado de compromiso e identificación de los miembros con los objetivos de la organización.
  • Creatividad e innovación

Mal clima laboral

  • La conducción y coordinación de tareas se ven afectadas.
  •  Ausentismos injustificados.
  • Rotación externa excesiva.
  • Traslado de conflictos personales a espacios laborales.
  • Accidentabilidad.

De ahí que la propuesta para un buen “clima laboral” se logre:

  • Cuidando nuestros lugares físicos de trabajo para que sean agradables y confortables.
  • Registrando nuestros beneficios de pertenecer a una institución: espacio físico, horarios, honorarios, obra social.
  • Cuidando la relación con los compañeros
  • Cultivando una comunicación efectiva
  • Cumpliendo los roles y funciones que se designaron.
  • Acompañando los objetivos de la institución.
  • Siendo idóneo y profesional en el lugar de trabajo.
  • Manejando las emociones.
  • Incorporando herramientas de pensamiento positivo, pausa activa y alimentación saludable, entre otras.